escudo
escudo colombia
Unidad de Medios de Comunicación - Unimedios
UN Periódico
inicio
sedes
correo
pd
Educación
Los recursos del FIS han servido para crear conocimiento en el sector de la salud. foto: Catalina Torres/Unimedios

Los recursos del FIS han servido para crear conocimiento en el sector de la salud. foto: Catalina Torres/Unimedios

Le quitan recursos a investigación en salud

Sep. 17 de 2016

Por: Dolly Montoya Castaño,
vicerrectora de Investigación - Universidad Nacional de Colombia

Pese al déficit de médicos especialistas en el país, cabe preguntarse si es quitándole recursos a la investigación en salud que debe cumplirse esa necesidad. El Proyecto de Ley de Presupuesto General de la Nación 2017 parece no contar con sustento jurídico, pues el objetivo del Fondo de Investigación en Salud es promover la generación de conocimiento.

En enero de 2001, a través del artículo 42 de la Ley 643, el Congreso de la República determinó que los dineros recaudados “por la explotación del monopolio de juegos de suerte y azar diferentes del lotto, la lotería preimpresa y la instantánea serán destinados al Fondo de Investigación en Salud (FIS)”, administrado por Colciencias.

Desde ese momento hasta 2015, el FIS ha destinado más de 390.000 millones de pesos a proyectos de creación de conocimiento para la solución de problemas de salud de la población colombiana. Nunca antes en la historia del país se había consolidado un programa que a mediano plazo fortaleciera las capacidades de creación de conocimiento en este sector.

Sin embargo, el Proyecto de Ley de Presupuesto General de la Nación 2017 propone que los recursos del Fondo sirvan, de ahora en adelante, para financiar el programa de créditos–beca establecido en el artículo 193 de la Ley 100, administrado entre el Ministerio de Salud y Protección Social y el Icetex, con el fin de formar especialistas en áreas clínicas y quirúrgicas.

Si bien el informe del Centro de Proyectos para el Desarrollo, Los recursos humanos de la salud en Colombia, advirtió en 2011 que existía un déficit de más de 2.000 médicos especialistas en el país, cabe preguntarse si es quitándole recursos a la investigación en el área de la salud que debe cumplirse con la reducción de esta brecha. Por supuesto, negar las virtudes de contar con más y mejores especialistas sería un despropósito. No obstante, el acceso a los recursos para su formación no debe ir en detrimento de un sistema construido hace más de 15 años.

El fis ha demostrado ser efectivo, eficiente y provechoso en investigación científica, además, ha tenido consecuencias positivas en la prevención y el cuidado de la salud de nuestros ciudadanos, en la adquisición de competencias médicas de punta en las regiones y en el fortalecimiento institucional de nuestras universidades, particularmente las públicas, gracias a la apropiación del conocimiento que de la investigación se desprende.

Más allá de esta inquietud, cabe advertir, –como en la comunicación remitida el 10 de agosto por la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad Nacional de Colombia al Congreso de la República– la iniciativa parece no contar con el debido sustento jurídico. Los recursos que se apropian actualmente para el FIS tienen como objetivo “promover e impartir directrices encaminadas a fortalecer la investigación, indagación, consecución, difusión y aplicación de los avances nacionales e internacionales en temas como cuidado, promoción, protección, desarrollo de la salud, calidad de vida y prevención de las enfermedades”.

Es decir, en el proyecto no queda claro cómo el otorgamiento de créditos–beca del Icetex para formación en especialidades clínicas y quirúrgicas aportaría, en sentido estricto, a la investigación científica en el tema de salud, cuya base conceptual es la generación de nuevo conocimiento. 

Investigación  regional y pública 

El 42 % de los productos obtenidos, gracias a las investigaciones financiadas con recursos del FIS, son materiales que tienen como objetivo la apropiación social del conocimiento, como guías de prácticas clínicas, cartillas y demás documentos de uso diario para profesionales y personal asistencial en clínicas, hospitales y centros de salud. En este sentido, ha habido un énfasis particular en el uso e impacto directo en la prevención y tratamiento de los problemas de salud de los colombianos.

Los recursos del Fondo han fortalecido de manera general el Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación Nacional. De los 4.638 grupos de investigación reconocidos por Colciencias, el 23,76 % pertenecen a ciencias médicas, y de los 10.042 investigadores registrados, el 16,16 % corresponde al área de la salud.

Además, el 28 % de los productos de investigación obtenidos por el FIS genera nuevo conocimiento, plasmado en artículos de revistas indexadas, libros, resultados de investigación, capítulos en publicaciones arbitradas, tesis doctorales, etc. Es decir, fortalece el desempeño de nuestros investigadores, suscitando más redes de creación y circulación del conocimiento, tanto en el interior como en el exterior del país.

Como si fuera poco, los recursos del FIS han sido destinados con un criterio descentralizado, según las capacidades de las regiones. De los 763.609 millones ejecutados desde su creación, el 38 % ha sido en Antioquia y el Eje Cafetero, el 14 % en el Pacífico y el 6 % en el Caribe. Además de estos datos, ya dicientes, cerca del 50 % de los recursos es asignado a universidades públicas.

De lo anterior se desprende otra virtud del FIS, caracterizada por el fortalecimiento de la investigación regional y pública, que por su origen impacta directamente los territorios y, a su vez, pertenece a todos los colombianos. 

De nuevo conocimiento a créditos–beca 

Con la intención de atender el preocupante déficit de especialistas en las áreas de la salud, se ha propuesto que, desde 2017, el 7 % de los recursos que los departamentos recaudan por los impuestos relacionados con los juegos de azar, cercanos en 2015 a 20.000 millones, ya no sean administrados por Colciencias, sino que conformen un fondo para que el Ministerio de Salud y Protección Social asigne créditos–beca de formación especializada por medio del Icetex.

No cabe duda que debería fortalecerse la formación, sin sacrificar la investigación, pues las dos hacen parte de la misma cadena. Formar al ser humano y, en particular a los médicos, es tarea ineludible del Estado. Por tanto, es desde la generación de conocimiento que nuestros médicos podrán adquirir las competencias para el ejercicio integral de su profesión, incluida la investigación. Para la formación de investigadores en niveles de posgrado, el saber requiere de puntos de referencia para la construcción social del conocimiento científico, que sí es la tarea de investigadores ya formados.

Consideramos necesario que el estudiante de los más altos niveles de especialización aporte con su dedicación y formación previas al desarrollo científico como investigadores del más alto nivel.

El llamado de la Universidad Nacional de Colombia supera la coyuntura legislativa de aprobación de dicho presupuesto; se trata de ser creativos y encontrar maneras de conciliar las evidentes necesidades de formación con los logros en investigación científica en la prioritaria área de la salud.



Edición:

Comentarios

No hay comentarios

Número Actual

Ediciones Anteriores.






Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 No 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
PBX: 3165000 ext. 18108 
agenciadenoticias@unal.edu.co
Aviso Legal